Okupación en La Selba, Cerro Libertá y los Barracones de Juan Grande

La Selba en Huesca, los Barracones de Juan Grande en Gran Canaria y el Cerro Libertá en Jaén son tres ejemplos de okupaciones, resistencia y lucha en marcha en el Estado español. De la mano de los protagonistas recorremos sus experiencias y cómo se están enfrentando a la CHE, el BBVA y el Conde de la Vega Grande.

Cerró Libertad: Desde el pasado 1 de abril un grupo de trabajadores y trabajadoras del SAT se encuentran recuperando la finca ahora llamada “Cerro Libertad” para convertirla en lo que realmente es: un bien común al servicio del pueblo y no una mercancía para que especulen bancos como el BBVA. https://www.facebook.com/cerroliberta/

Barracones de Juan Grande: El pasado mes de abril (2017), algunas de las 19 familias que viven en los Barracones de Juan Grande (municipio de San Bartolomé de Tirajana, en Gran Canaria) recibieron en mano una nota amenazante del conde de la Vega Grande y su hermano, dándoles un plazo de 3 meses para abandonar sus casas. De no cumplirse, usarán contra ellas todo su arsenal jurídico e influencias para que desalojen por la fuerza, y sin que tengan alternativa habitacional ninguna, los que han sido su hogares y los de sus familias desde hace décadas.

Los vecinos de los Barracones son en su mayoría los descendientes de los trabajadores del anterior conde, que vivían en unas infraviviendas que con el paso de los años, su esfuerzo y muy pocos ingresos han ido habilitando. https://sindicatodeinquilinasgc.wordpress.com/

La Selba es un conjunto de una casa y un pajar, en los confines del Sobrarbe, propiedad de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) desde 1967, en que fue expropiada a sus antiguos habitantes, así como otros pueblos circundantes (Clamosa, Caneto, Lapenilla, Puy de Cinca, Mipanas, Ligüerre de Cinca,…) por la construcción del embalse del Grado, obligando a sus gentes a abandonar sus vidas y quedando un vasto territorio abandonado e inundado.

Desde 2010 llevamos rehabilitando estas casas y los terrenos de alrededor, muy deteriorados por los largos años de abandono. Desde el inicio se pidió por escrito la cesión del lugar, y la respuesta que recibimos fue el cierre del acceso rodado mediante vallas y candados, y en mayo de 2011, una carta en la que nos daban ocho días para irnos. En aquel momento interpusimos un recurso y seguimos con nuestras vidas. Desde entonces se ha rehabilitado completamente el pajar, y la mitad del tejado de la casa grande, asegurando también su estructura. De no ser por estas intervenciones, actualmente los dos edificios se encontrarían totalmente en ruinas. Además se han recuperado las huertas, los olivos y frutales, además de limpiar el monte, abandonado por la CHE. https://vivalaselba.wordpress.com/

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + uno =