Nos ponemos flamencos con el Cabrero

El jazz no lo es todo en esta vida y, por darle variedad al asunto y amenizar el encierro, subimos un programa de hará un par de años con el que esperábamos la visita a nuestra ciudad de José Domínguez Muñoz, más conocido como el Cabrero, repasando la trayectoria de este jefazo del flamenco. Y, si no lo conocen, comprobarán que no se trata de un cantaor cualquiera. Pastor cabal y sencillo, rebelde, libertario, sin pelos en la lengua y muchas cosas más, nos contará y cantará las verdades del cabrero. Que tiemblen los señoritos y caciques, y los políticos que los mantienen ahí oprimiendo al pueblo llano. José no se callará ante las injusticias de este mundo. Y por ello siempre se lo agradeceremos, aunque no le dé mucho a esto del jazz.

Abajo les muestro la contraportada de su histórico primer single. Observen la bonita dedicatoria. Por aquí somos muy fans de este señor, pero también muy vergonzosos y nos da mucho apuro dar la lata con autógrafos y esas cosas, pero fue la excusa perfecta para charlar un ratico con él tras el concierto. Y aprovecho para enviar sus saludos y ánimos para todos los que hacemos esta radio y sus oyentes. El Cabrero apoya a las radios libres, no podía ser de otra forma.

Y ya que estamos con las afotos, aprovecho también para mostrarles, en birriosa fotocomposición, una selección de mis libros más chulos y recomendables para conocer mejor el a veces desconocido mundo del flamenco, incluso en este bendito país: sus palos, su historia y sus gentes. Son relativamente fáciles de localizar en bibliotecas y librerías (de viejo) y son una buena base para adentrarse en este rico y complejo arte. Para leer mientras escuchan la histórica antología del cante flamenco editada por Hispavox, caja con 10 discos y su buen libreto, que seguro encontrarán en youtubes y espotifais. Todo un curso acelerado de flamenco para dummies. No todo es jazz…

2 comentarios

    1. Muchas gracias por tu comentario, Carlos. Yo sí conozco tu programa y me gusta mucho. No sé si será contingente pero sí necesario. Sigue dándole y muchos ánimos. Ya veo que también te acercas al jazz, en cierto modo es algo natural. Aquí en mi pueblo no hay mucha tradición flamenca, ya lo siento, y yo voy poco a poco… Tengo un proyecto que quiero llamar “Gitanitos y morenos” donde prestar atención a estos dos universos no tan alejados el uno del otro. Ya veremos qué pasa. Mucha salud y nos escuchamos en las ondas libres!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.