Jersulén es Palestina

La decisión de Trump de reconocer Jerusalén como capital de Israel está dando mucho que hablar. Pero se está mirando donde no se debe. Para guiar un poco esa mirada contamos con Alberto Cruz, desde Estambul, y Santiago González, del Comité de Solidaridad con la Causa Árabe.
Los países árabes están aceptando la paz con Israel de la misma forma que la aceptó Japón en la II Guerra Mundial: con humillación. Eso mismo es lo que está ocurriendo ahora mismo con Jerusalén.
El reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel es la bomba atómica que EEUU lanza contra los países árabes para que acepten la imposición de una paz con Israel. Derrotados varias veces -con la excepción de Hizbulá, que no es Estado- en enfrentamiento directos, ahora han sido derrotados otra vez en enfrentamientos indirectos (Siria) y sus movimientos para lograr la paz intentando conseguir algún tipo de contraprestaciones (la propuesta presentada por Arabia Saudita no hace mucho) han sido respondidos de la única forma que EEUU e Israel lo entienden: la humillación.

Este texto continúa en: http://elterritoriodellince.blogspot.com.es/2017/12/tal-vez-pasado-manana-la-decision-de.html

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.